Las principales operadoras no cobrarán el consumo de datos de la app RadarCOVID

Las principales operadoras no cobrarán a sus clientes el consumo de datos de la app RadarCOVID

Telefónica, Orange y Vodafone van a ayudar al Gobierno a promover la difusión de la app RadarCOVID, desarrollada para realizar seguimiento de los contactos de los contagiados de coronavirus en España. Además, se han comprometido a no imputar a sus clientes el consumo de datos derivado del funcionamiento de la aplicación.

RadarCOVID, la app de rastreo de contactos, ya ha tenido 4,7 millones de descargas, cantidad que está lejos del 20% que se necesita para que sea realmente efectiva, ya que con ese porcentaje se podría reducir un 30% el impacto de la pandemia. Eso no quiere decir que se tire la toalla y que no se adopten medidas para promover el uso de la app.

La última de ellas parte de una reunión que ha mantenido este jueves la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, con representantes de las principales operadoras de telefonía del país y han establecido vías de colaboración para la difusión de la aplicación móvil entre sus empleados y clientes.

Más importante aún, Telefónica, Vodafone y Orange se han comprometido a no imputar a sus clientes el consumo de datos derivado del funcionamiento de la aplicación. Un consumo que en el caso de RadarCOVID se debe a la descarga, dos veces al día, de los identificadores que han comunicado un diagnóstico positivo durante cada jornada.

Sus principales marcas ya están listas para que las descargas de información no impliquen costes en consumo de datos para sus clientes. Por tanto, los clientes de Movistar, Vodafone, Orange, O2, Amena y Tuenti ya pueden usar RadarCOVID sin consumir datos de su tarifa.

La app se encuentra actualmente en pruebas para incorporarse al marco de interoperabilidad de la Comisión Europea, proceso que se espera completar en los próximos días. A partir de ese momento, los usuarios de la aplicación podrán recibir notificaciones no sólo de otros usuarios en España, sino también de ciudadanos que utilicen las aplicaciones de otros países europeos, como es el caso de Alemania, Italia o Dinamarca, entre otros.

Nueva guía de la OMS para implantar soluciones de salud digital

La transformación digital a gran escala de los sistemas de salud no es una tarea rápida y fácil. Ha habido grandes avances en el diseño de nuevas tecnologías, pero su implementación requiere cambios sistémicos a largo plazo.

Fuente: Fundación iSYS  

El mes de septiembre de 2020 la OMS ha publicado la guía Digital implementation investment guide (DIIG): integrating digital interventions into health programmes.

La guía está diseñada para ayudar a gobiernos y técnicos a planificar intervenciones digitales dentro de los programas de salud. Cómo los proyectos de salud digital, deben apoyar la consecución de los objetivos generales de los sistemas de salud.

El documento, muy detallado, estructura paso a paso los procesos de las intervenciones de salud digital.  Resumen de los procesos detallados en la guía:

1.Formar al equipo y establecer objetivos

Será necesario buscar profesionales con conocimientos en estas tres áreas: governanza, gestión y operaciones. Importante asegurarse de que hay una comprensión común de los objetivos del programa por parte de todos los stakeholders y ver cómo estos objetivos se alinean con la estrategia nacional de salud digital del país.

 

2.Identificar los desafíos y las necesidades del sistema de salud

Se deberán definir las necesidades y problemas a resolver. A partir de aquí se podrán diseñar intervenciones digitales que den respuesta a estos problemas. Este proceso, que incluye 3 puntos: análisis de los procesos de actividad, rediseño de los procesos y definición de requerimientos.

 

3.Determinar las intervenciones de salud digital apropiadas

Seleccionar las intervenciones de salud digital que serán útiles para abordar las necesidades detectadas. 

 

4.Planificar la implementación del proyecto de eSalud

El plan de implementación tendrá en cuenta estos factores:
Infraestructuras (electricidad, conectividad, dispositivos, competencias digitales e idioma)
•    Legislación, normativas y compliance. Gestión de los datos. 
•    Liderazgo y governanza
•    Personal y necesidades de formación 
•    Servicios y aplicaciones (dispositivos y software usados)
•    Estándares y interoperabilidad 
•    Alineación con la estrategia nacional de salud digital y su plan de       inversión. 

 

5.Vincular la intervención de salud digital a la arquitectura del proyecto

Nuestra intervención deberá integrarse en la arquitectura del sistema. Esto implica identificar tecnologías, bases de datos y marcos regulatorios ya existentes que puedan ser reutilizados.

 

6.Desarrollar un presupuesto del proyecto de digitalización

identificar los factores de coste para cada fase de la implementación y diseñar un presupuesto para todo el ciclo de vida del proyecto.

 

7.Monitorizar la implementación y utilizar los datos de forma efectiva

El plan debe incluir la monitorización y evaluación de la intervención a través de datos objetivos (“Be data driven”), además de la mejora continuada. la recogida de datos de alta calidad y que impulse la toma de decisiones a partir de estos datos.

 

8.Propuesta de Valor de la solución de salud digital

La recogida de datos de alta calidad y que impulse la toma de decisiones a partir de estos datos. Valorar la recogida de datos de alta calidad y que impulse la toma de decisiones a partir de estos datos. 


Resumen del artículo publicado por Teresa Bau en Fundación iSYS. Léelo completo aquí
 

 

Solución Gestión de Recursos Humanos en Movilidad - SGRHUM

Feder Ivace declaracion