10 consejos para mejorar la usabilidad de nuestra página web

En primer lugar, ¿qué es la usabilidad?

La usabilidad se refiere a la experiencia del usuario al interactuar con un sitio web.

Un sitio web con una buena usabilidad es aquél que muestra todo de una forma clara y sencilla y así, se lo pone fácil al usuario. Aunque es imposible crear un sitio que sea claro y eficiente para cada persona, el diseñador web o arquitecto de la información debe esforzarse para mostrar las cosas tan claramente como sea posible, de tal modo que reduzca al mínimo cualquier aspecto que pueda ser confuso.

USABILITY BROWSER

Para conseguir estos objetivos es necesario seguir las siguientes reglas que Jakob Nielsen, el gurú de la usabilidad, formuló:

  1. Visibilidad del estado del sistema: el sistema siempre debería mantener informados a los usuarios de lo que está ocurriendo, a través de retroalimentación apropiada dentro de un tiempo razonable.
  2. Relación entre el sistema y el mundo real: el sistema debería hablar el lenguaje de los usuarios mediante palabras, frases y conceptos que sean familiares al usuario, más que con términos relacionados con el sistema. Seguir las convenciones del mundo real, haciendo que la información aparezca en un orden natural y lógico.
  3. Control y libertad del usuario: hay ocasiones en que los usuarios elegirán las funciones del sistema por error y necesitarán una “salida de emergencia” claramente marcada para dejar el estado no deseado al que accedieron, sin tener que pasar por una serie de pasos. Se deben apoyar las funciones de deshacer y rehacer.
  4. Consistencia y estándares: los usuarios no deberían cuestionarse si acciones, situaciones o palabras diferentes significan en realidad la misma cosa; siga las convenciones establecidas.
  5. Prevención de errores: mucho mejor que un buen diseño de mensajes de error es realizar un diseño cuidadoso que prevenga la ocurrencia de problemas.
  6. Reconocimiento antes que recuerdo: se deben hacer visibles los objetos, acciones y opciones, El usuario no tendría que recordar la información que se le da en una parte del proceso, para seguir adelante. Las instrucciones para el uso del sistema deben estar a la vista o ser fácilmente recuperables cuando sea necesario.
  7. Flexibilidad y eficiencia de uso: la presencia de aceleradores, que no son vistos por los usuarios novatos, puede ofrecer una interacción más rápida a los usuarios expertos que la que el sistema puede proveer a los usuarios de todo tipo. Se debe permitir que los usuarios adapte el sistema para usos frecuentes.
  8. Estética y diseño minimalista: los diálogos no deben contener información que es irrelevante o poco usada. Cada unidad extra de información en un diálogo, compite con las unidades de información relevante y disminuye su visibilidad relativa.
  9. Ayudar a los usuarios a reconocer, diagnosticar y recuperarse de errores: los mensajes de error se deben entregar en un lenguaje claro y simple, indicando en forma precisa el problema y sugerir una solución constructiva al problema.
  10. Ayuda y documentación: incluso en los casos en que el sistema pueda ser usado sin documentación, podría ser necesario ofrecer ayuda y documentación. Dicha información debería ser fácil de buscar, estar enfocada en las tareas del usuario, con una lista concreta de pasos a desarrollar y no ser demasiado extensa.

diagrama usabilidad

Aunque como ya hemos dicho, es imposible agradar y acertar con cada uno de los usuarios, seguir estos consejos va a ser determinante para obtener buenos resultados de usabilidad en tu sitio web.  Os dejamos unos enlaces de interés:

Colores legibles

Validación de la accesibilidad

Simulador para daltonicos

A que versión de SO dirigir una app

Publicar una aplicación para móviles hoy en día representa todo un reto a la hora de definir a qué tipo de usuario queremos llegar. En esta decisión influyen muchos factores: Demografía de intereses por edad, sexo o país de origen… Pero además, también influyen decisiones técnicas que a menudo no suelen ser tenidas demasiado en cuenta por los emprendedores actuales hasta el último momento, a veces con consecuencias nefastas para el lanzamiento de la aplicación.

La realidad es que el enorme mercado de aplicaciones para móviles, se encuentra muy segmentado por plataformas, fabricantes e incluso versiones del sistema operativo.

Por tanto, una buena técnica a la hora de empezar a desarrollar nuestra aplicación es definir el tipo de usuario y los límites de tecnología que ese usuario puede tener, antes de planificar en detalle la aplicación. ¿Es un usuario de móvil de alta gama o baja? ¿Un usuario con amplios conocimientos de informática que le gusta estar al día? O quizás, ¿es un usuario casual que sólo toca el móvil para las aplicaciones básicas? Todas estas y muchas otras preguntas nos ayudarán a definir el perfil técnico de nuestra aplicación.

Muchos desarrolladores entran en el mercado de aplicaciones con una nueva creación, cuyos requisitos se centran en un móvil de alta gama con la última actualización del Sistema Operativo. Pero esta táctica no funciona en muchas ocasiones, debido a que muchos usuarios no actualizan sus sistemas operativos y muchos fabricantes no ofrecen un soporte suficiente a sus terminales.

Trabajar para terminales que no están actualizados no significa trabajar con herramientas anticuadas, sino mantener la retrocompatibilidad con las mismas. (En Android e iOS podemos usar la última SDK mientras que podemos cambiar el sistema operativo mínimo para arrancar la aplicación) De todas formas hay que desarrollar siempre con cuidado de no utilizar funciones obligatorias, únicamente presentes en las últimas versiones del SO para el que desarrollemos.

 

 

Es de vital importancia conocer el mercado, por el simple hecho de que podemos estar limitando nuestra audiencia a tan sólo un 8% del mercado total si limitamos nuestra app Android a arrancar sólo en KitKat o a un 88% en el caso de aplicaciones sólo para iOS7.

Para finalizar, os dejamos las páginas de estadísticas oficiales de los principales SO de móvil. Aquí podremos encontrar estadísticas actualizadas de versiones de sistema operativo en usuarios. Información muy útil para entender que versiones merece la pena soportar y cuales no, dependiendo del público al que queramos llegar:

Usuarios Android

Usuarios iOS

Usuarios Windows Phone