Arduino

¿Qué es Arduino?
Se trata de un microcontrolador, una placa, un pequeño sistema de procesamiento. Sin embargo, su condición de sistema libre ha propiciado tantas variaciones de lo mismo, que Arduino no es una pieza de hardware única, y de hecho podemos encontrar tantas configuraciones como desarrolladores dispuestos a hacer cambios en los esquemas puedan existir.


Para entender la razon de ser de Arduino, primero tenemos que saber qué hace exactamente un microcontrolador. La respuesta… Depende de la configuración. Así, encontraremos placas de Arduino capaces de dar vida a un teléfono móvil, un mando a distancia, consolas portátiles, y hasta cámaras fotográficas.

 

Historia y comienzos
Hasta hace relativamente poco, un estudiante de Ingeniería o electrónica tenía un gran inconveniente en su carrera y es que para algunos proyectos hacía falta hacerse con placas y microcontroladores que como poco rondaban los 85 euros, precio que rondaba lo prohibitivo dependiendo de las circunstancias, que podía genera el abandono incluso de estos proyectos.

 

Massimo Banzi y Hernando Barragan Desarrollaron una plataforma que era lo suficientemente completa como para competir con los costosos sistemas comerciales, pero que al mismo tiempo pudiera mantenerse ligera, económica y fácil de compartir por Internet.

Es así, como en la actualidad, Arduino y sus variantes, pueden ser adquiridos por entre 6 y 25 euros, dependiendo de proveedores y distribuidores. Uno de los mejores aspectos es que los diseños también pueden ser directamente descargados de Internet de manera gratuita, y el usuario puede ensamblarlos y cargar el software necesario para hacer funcionar los microcontroladores.


¿Cómo funciona?
Las funciones de Arduino pueden resumirse en tres:
• Interfaz de entrada, que puede estar directamente unida a los periféricos o conectarse a ellos por puertos. El objetivo de esa interfaz de entrada es llevar la información al microcontrolador, la pieza encargada de procesar esos datos. 
• El microcontrolador varía dependiendo de las necesidades del proyecto en el que se desea usar la placa, y hay una buena variedad de fabricantes y versiones disponibles.
• Interfaz de salida, que lleva la información procesada a los periféricos encargadas de hacer el uso final de esos datos, que en algunos casos puede bien tratarse de otra placa en la que se centralizará y procesara nuevamente la información, o sencillamente, una pantalla o un altavoz encargada de mostrar la versión final de los datos.


Arduino es, y esto es lo más importante, un sistema, y no una placa única. Por esto, el funcionamiento concreto dependerá del proyecto. Así, en un móvil hecho con Arduino tendremos varios microcontroladores, encargados de las conexiones de red, los datos necesarios para la entrada de números y mostrar información en pantalla, entre otras cosas. Así mismo, un reloj hecho con Arduino solamente haría falta un chip que cuantifique la hora y la muestre en una pantalla.

Como ya hemos dicho, Arduino es por así llamarlo de “hardware libre”, y con eso, estamos hablando de una de las plataformas más complejas, variables que y económicas que podrían existir.

Video: https://youtu.be/yhn1B67IiRs

 

Como abrir tu editor favorito desde el terminal en Mac OS X

En Mac OS X para abrir cualquier programa desde el terminal, es necesario crear un enlace simbólico que apunte al paquete .app y almacenarlo en la carpeta /usr/local/bin. Para realizar esto, es necesario contar con privilegios de administrador. Para este ejemplo, vamos a configurar Sublime Text para poder abrirlo desde el terminal. Suponiendo que esté instalado en el directorio de aplicaciones y queremos que el comando para abrir Sublime Text sea "st", deberemos introducir:

 

sudo ln -s /Applications/Sublime\ Text.app/Contents/SharedSupport/bin/subl /usr/local/bin/st

 

A partir de ahora, disponemos de un nuevo comando en nuestro terminal que nos abrirá Sublime Text sin necesidad de salir de la consola. Para comprobar que el nuevo enlace está operativo, al abrir un terminal y teclear :

 

st --help

 

Debe mostrar la versión y los diferentes parámetros u opciones que se pueden utilizar a la hora de lanzar Sublime Text desde el terminal. Por ejemplo, para abrir un archivo en particular, podemos pasar el path correspondiente:

 

st /Projects/1/main.js

 

También es interesante recordar que, en Mac OS X, para abrir con el finder en la ruta que nos encontramos con el terminal, podemos utilizar "open .". Este comando abrirá una nueva ventana de finder mostrando el contenido de la ruta en la que nos encontrábamos en el terminal.