El internet de las cosas

En los últimos meses asistimos al florecimiento de los wearables: gafas inteligentes, relojes conectados a nuestro teléfono móvil… Es la llamada revolución del internet de las cosas.

¿Pero es esta moda algo pasajero o ha llegado para quedarse? Realmente, hasta ahora, tenemos pocos datos de uso, la mayoría de los wearables están siendo desarrollados en estos momentos y prácticamente ninguno se comercializa en nuestro país. Su éxito depende en gran medida de lo diversas que sean sus funciones, en especial funciones que sean una gran innovación.


El caso de Google Glass es bastante ilustrativo para ofrecer lo que traerá el internet de las cosas. Por un lado tenemos las enormes posibilidades que conlleva tener un pequeño ordenador conectado a internet, con una cámara y a un micro desde el que poder dar órdenes, pero por otro lado, se han levantado ampollas en cuanto a lo que se refiere a la seguridad, ya que integra capacidades como reconocimiento facial y grabación de audio/video. El primer paso para muchos wearables de este tipo será conseguir la aceptación de usuarios y de la sociedad en general.

Otro de los problemas a los que se enfrentan estos gadgets, es la duplicidad de funciones que ya cubren otros dispositivos como el propio teléfono móvil. En el caso de muchos wearables que se ofrecen para ver avisos de correo, la hora o pronósticos del tiempo como funciones básicas. También en el caso de los relojes inteligentes la corta autonomía que ofrecen respecto de los modelos normales, no llegando a superar un par de días de batería en su mayor parte. 
En todo caso, los wearables dependen en su mayor parte de la creatividad de los desarrolladores, para ofrecer una experiencia innovadora, como ya pasó con los smartphones hace ya casi una década. De todas formas en unos años podremos saber con seguridad el alcance de este mercado cuando la mayoría de dispositivos sean algo afianzado en el mercado.


Para finalizar aquí os mostramos algunos de los ejemplos de los más interesantes wearables del momento:

Samsung Gear 2 Neo: Smartwatch

Fitbit Flex: Monitor de fitness

Google Glass: Gafas inteligentes

Video: https://youtu.be/XxUGocjv8C4

Scratch

Scratch es una aplicación informática, destinada principalmente a niños y jóvenes (entre 6 y 16 años), pero pueden utilizarlo personas de cualquier edad, con los conceptos de programación de ordenadores, mediante el uso de una sencilla interfaz gráfica. Scratch facilita crear sus propias historias interactivas, animaciones, juegos, música y arte…

Las características más importantes de Scratch son:
• Está basado en bloques gráficos y la interfaz que tiene es muy sencilla e intuitiva.
• Tiene un entorno colaborativo mediante el cual se pueden compartir proyectos, scripts y personajes en la web.
• El trabajo en Scratch se realiza mediante la unión de bloques que pueden ser eventos, movimientos de gráficos y sonidos.
• Los programas pueden ser ejecutados directamente sobre el navegador de Internet.
Sus ventajas son varias:
• Es un programa gratuito, de software libre.
• Es perfecto para enseñar y aprender a programar.
• Está disponible para varios sistemas operativos, Windows, Mac y Linux.
• Permite compartir los proyectos a través de Internet, pudiendo ser descargados y utilizados por otras personas.
• Es multilenguaje.

Scratch en el aula ayuda a aportar los siguientes puntos:
• Ofrece oportunidades para improvisar, someter a pruebas las ideas de los estudiantes, ensayar y corregir errores.
• Desarrolla el pensamiento lógico y algorítmico.
• Permite obtener productos en las primeras aproximaciones, obtener resultados complejos a partir de ideas simples.
• Otorgará métodos para solucionar problemas de manera metódica y ordenada.
• Aprender y asumir conceptos matemáticos: coordenadas, variables, aleatoriedad…
• Usar distintos medios: sonido, imagen, texto…
• Posibilita el aprendizaje colaborativo a través del intercambio de conocimiento.
• Permite compartir las creaciones en la comunidad.
• Desarrollar el hábito de hacer autodiagnosis con respecto a su trabajo.
• Aprendizaje autónomo.

 

Video: https://youtu.be/6JyBCx6WGJQ